Home >> Nosotros >> Quienes Somos

Quienes Somos

La Asociación VIA SER PERÚ nace con el objetivo de fomentar, promover y desarrollar el estudio y la investigación de la propuesta SINTERGÉTICA que es una nueva visión del mundo que parte de la integración de las visiones clásicas y emergentes, haciendo énfasis en un método de integración y síntesis.


La Asociación VIA SER PERÚ, es una institución sin fines de lucro, conformada por profesionales de la salud, terapeutas y personas de buena voluntad, con el propósito de apoyar, difundir y desarrollar una nueva conciencia en salud y relaciones humanas a través de la cultura de síntesis llamada SINTERGÉTICA.

Como miembro de la Asociación Internacional de Sintergética (AIS), entidad encargada de la regulación de la formación y práctica de la Sintergética a nivel internacional, VIA SER PERÚ es su representante en el Perú, autorizada para acreditar e impartir los conocimientos y capacidades de los profesionales y terapeutas en el país. 

EN EL CAMINO DE LA SINTERGÉTICA

La relación médico–paciente aprendida en la facultad de medicina es una forma aún incompleta de conectarnos con el paciente y es necesario redescubrir el código del corazón en nosotros.

Cuando un paciente se presenta con su enfermedad y nos relata su dolor es como estar observando el iceberg flotando en el mar, pero es imprescindible que el terapeuta se atreva a nadar en el inmenso océano de lo subjetivo, única manera de descubrir lo más inclusivo en el proceso y solo así podremos ser más asertivos en la respuesta terapéutica.

… el dolor humano tiene dos caras, una objetiva y otra subjetiva.

Tener esperanza en un mundo mejor, más coherente, más armonioso, más solidario, más amoroso, parafraseando a Fritjof Capra “entendiendo que el centro de atención ya no es la evolución del individuo, sino la coevolución del individuo y su entorno”. Solo observándonos como parte del universo podremos asegurar un mundo mejor.

... en todos los seres humanos mora un sanador y es importante respetarlo y prepararlo.

Despertar la conciencia grupal entendiendo que el campo unificado que es el campo de relación nos identifica y nos auto reconoce como seres derivados de la misma raíz, de la misma madre, reconociendo así nuestra hermandad.